Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas  
Ciencia y Actividad Física  
vol. 9, No. en progreso 2022  
Pág.69-8 4  
Tipo de artículo: Artículo original  
Recibido :   10/09/2021
Aceptado: 12/06/2021  
Pruebas especificas para el control de la agilida d en  
jugadores jovenes de voleibol de play ya  
Tests específicos para el control de la agilidad en jóvenes de voleibol de playa  
jugadores  
1
2*  
3
Iris González  Acevedo  ,  Orestes  Griego  Cairo  ,  Johanny  Rita  Ojeda  Valbuena  
1
Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas . Cuba. ogriego@uclv.  es   https://orcid.org/0000-0002-
2
3
Universidad Politécnica Territorial de Maracaibo. Venezuela. mitoasojeda1@gmail. com  
*
Autor para correspondencia : ogriego@uclv. cu  
Resumen  
El Voleibol de playa es  un deporte  de altas exigencias físicas,  donde la agilidad se convierte en  una  
capacidad muy importante. El objetivo de este  trabajo  fue diseñar  pruebas  específicas  para el  control  
de la agilidad en jugadores jóvenes de Voleibol de playa, en correspondencia con  el contexto  y  las  
demandas del juego. Los estudios sobre esta temática son  casos  y se dirigen principalmente  a  
jugadores del más alto  nivel  de competición,  por tanto,  se  hace  necesario profundizar este aspecto  y  
sobre todo con una mirada hacia la iniciación deportiva.  Como  la tendencia de los  entrenadores  ha  
sido pruebas extrapolares  del  Voleibol, sin tomar en  cuenta  las diferencias  con el  Voleibol de playa,  la  
La investigación se basó en  una  metodología  descriptiva donde  se  consideró  la  dinámica  del  juego.  Paraca  
ello se utilizó métodos y técnicas como análisis y síntesis, análisis documental, taller  
metodológico, tormenta de ideas y valoración por criterio  de expertos. El resultado de este  proceso  
aportó pruebas específicas contextualizadas al accionar de los jugadores. La relevancia de estas  
pruebas radica en que permite valorar el nivel de desarrollo de la agilidad, en jugadores jóvenes de  
Voleibol de playa, vinculando los diferentes desplazamientos básicos con acciones técnico-tácticas  
del juego.  
Palabras clave: pruebas físicas, agilidad, Voleibol de playa, entrenamiento, iniciación.  
Abstract  
Beach volleyball is a sport with high physical demands, where agility becomes a very important  
ability. The objective of this work was to design specific tests for the control of agility in young beach  
6
9
Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas  
Ciencia y Actividad Física  
Vol. 9, No. en progreso 2022  
Pág.69-84  
volleyball players, in correspondence with the context and demands of the game. Studies on this  
subject are scarce and are aimed primarily at players of the highest level of competition, therefore, it  
is necessary to deepen this aspect and especially with a view towards sports initiation. As the  
tendency of the coaches has been to extrapolate Volleyball tests, without taking into account the  
differences with Beach Volleyball, the research was based on a descriptive methodology where the  
dynamics of the game were considered. Methods and techniques such as analysis and synthesis,  
documentary analysis, methodological workshop, brainstorming and assessment by expert criteria  
were used for this. The result of this process provided specific evidence contextualized to the actions  
of the players. The relevance of these tests lies in the fact that they allow assessing the level of  
development of agility in young beach volleyball players, linking the different basic movements with  
technical-tactical actions of the game.  
Keywords: physical tests, agility, beach volleyball, training, initiation.  
Introducción  
El Voleibol de playa es un deporte colectivo de red que se juega sobre una superficie muy inestable,  
demandando a sus practicantes, altas exigencias físicas en acciones explosivas y de corta duración.  
Sus protagonistas experimentan grandes esfuerzos físicos en acciones técnico-tácticas complejas, que  
se repiten de manera constante durante el partido (McLaren et al., 2018).  
Es un juego con mucha variabilidad de acciones y sobre todo habilidades en las acciones de defensa  
del campo, donde se realizan desplazamientos rápidos con cambio de dirección y posiciones del  
cuerpo. Tales circunstancias demandan a los entrenadores planificar sesiones de entrenamiento cada  
vez más atemperadas a las demandas del juego (Doeven, Brink, Frencken y Lemmink, 2017); (Palao,  
García de Alcaraz, Hernández, Valades y Ortega, 2018); (Echeverría, Ortega y Palao, 2020).  
Este aspecto cobra vital importancia en la actualidad, ya que mejora la forma física de los jugadores  
y resulta indispensable para resistir con éxito las exigencias de la competición (Andrade, et. al.,  
2
020). La planificación del entrenamiento en los deportes de equipo ha evolucionado de manera  
significativa en cuanto a formas de control y variedad de métodos, para el trabajo de las capacidades  
físicas de cada modalidad deportiva.  
Como elemento significativo destaca que, en contraposición a las metodologías tradicionales y  
reduccionistas, surge un nuevo enfoque donde se aprecia la pedagogía no lineal, centrada en el  
análisis de las acciones y patrones de ejecución de los jugadores en diferentes niveles de competición  
7
0
Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas  
Ciencia y Actividad Física  
Vol. 9, No. en progreso 2022  
Pág.69-84  
(Cantos y Moreno, 2019); (Martín y Camacho, 2021); (Haddad, Stylianides, Djaoui, Dellal y  
Chamari, 2017).  
Las diferentes formas de control de las capacidades físicas durante la preparación, pueden constituir  
una acción determinante con vista a garantizar los niveles de rendimiento deseado (Alzate, Ayala y  
Melo, 2017); (Martínez, 2017). En esta dirección autores como Romero y Becali (2014) afirman que  
las crecientes exigencias competitivas en el mundo del deporte obligan a los científicos de este  
ámbito a realizar nuevos estudios, para que los competidores enfrenten con éxito su proyección  
competitiva.  
Asociado a lo anterior se afirma que la preparación de los jugadores de Voleibol de playa, exige en el  
contexto actual investigación constante, como vía fundamental de obtener los valores de referencias  
para el entrenamiento. Sin embargo, los estudios sobre capacidades físicas en Voleibol de playa se  
han dirigido fundamentalmente al más alto nivel competitivo, quedando poco estudiadas la etapa de  
iniciación deportiva. Las investigaciones se han enfocado en las capacidades condicionales como  
fuerza, rapidez y resistencia (Jiménez, 2019) y se ha estudiado menos las coordinativas.  
Como el Voleibol de playa demanda altas complejidades físicas por las características de su juego y  
el medio donde se desarrolla, se le debe dar mayor atención al control de capacidades coordinativas  
complejas como la agilidad. Young, Jones y Montgomery (2001) identifican como factores más  
significativos e influyentes en la agilidad dos áreas principales: la velocidad de los cambios de  
dirección y los factores perceptuales que influyen en la toma de decisiones, ambos muy presentes en  
las acciones del Voleibol de playa.  
La velocidad de desplazamiento y la agilidad son capacidades importantes en este deporte, ya que  
jugar sobre arena influye y dificulta el accionar de los jugadores, por tanto, la capacidad de cambiar  
de dirección con rapidez puede marcar la diferencia entre ganar o perder un punto.  
La agilidad en Voleibol de playa permite a los jugadores moverse en el campo de forma rápida y  
fluida (Martínez, 2017). Esto implica acelerar, desacelerar o cambiar de dirección rápida y  
repentinamente para responder a las disímiles situaciones del juego. Existen factores que influyen en  
7
1
Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas  
Ciencia y Actividad Física  
Vol. 9, No. en progreso 2022  
Pág.69-84  
la agilidad, como la velocidad en los cambios de dirección, la técnica de los desplazamientos sobre la  
arena, la posición que adopta el cuerpo al momento de la acción y las peculiaridades físicas de cada  
jugador (Dawes y Roozen, 2017); (Jiménez, 2019).  
A pesar de ser esta una capacidad física importante en el juego de Voleibol de playa, apenas se  
encuentran trabajos para el control de esta capacidad en la iniciación deportiva y que tengan vínculo  
con las acciones técnico-tácticas.  
Los trabajos hallados sobre control de la agilidad en el Voleibol de playa para la etapa de iniciación  
deportiva, se centran en realizar propuesta de pruebas con límites a la resistencia (Martínez, (2017).  
A esto se puede añadir, que independientemente de un accionar del jugador con similitud a la acción  
de juego, no se aprecia un vínculo directo con las acciones técnico-tácticas del juego. Quedando solo  
en acciones que reproducen gestos técnicos específicos del accionar de los jugadores (Portela,  
Rodríguez y Moreno, 2022).  
La poca disponibilidad de pruebas específicas para esta capacidad, hace que los entrenadores las  
extrapolen del Voleibol, sin tomar en cuentas las diferencias entre estas modalidades. Ante esta  
limitante existente en la literatura nacional e internacional, el objetivo de este trabajo fue diseñar  
pruebas para el control de la agilidad en jugadores jóvenes de Voleibol de playa, en correspondencia  
con el contexto y las demandad del juego.  
Materiales y métodos  
Para el desarrollo de la investigación se trabajó con una población conformada por 16 entrenadores  
de las duplas de Voleibol de playa participantes en los Juegos Nacionales de Alto Rendimiento  
(
JENAR) de este deporte en Cuba en 2022. Como elementos característicos, todos tenían experiencia  
de trabajo por más de 8 años en la categoría de iniciación de base (pioneril, 11-12 años) o escolar  
13-15 años), todos Licenciados en Cultura Física y edades comprendidas entre 22 y 40 años.  
(
Además, estaban representadas todas las provincias del país y cuatro de ellos poseían la condición de  
Máster en Entrenamiento Deportivo. De igual manera, se trabajó con una muestra intencional de 10  
expertos con características especiales con el fin de determinar la validez teórica de las pruebas.  
7
2
Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas  
Ciencia y Actividad Física  
Vol. 9, No. en progreso 2022  
Pág.69-84  
En virtud de lo anterior fue valorado, que se requiere la utilización de un número de jueces expertos  
lo suficientemente amplio, para una validación satisfactoria de la propuesta. En esta dirección varios  
autores como Conejero, Prado, Claver, et al., (2018) indican un mínimo de 10.  
Se consideró experto a personas que reunían las características siguientes: más de 20 años de  
experiencia en el ámbito de la Cultura Física y el Deporte, con al menos 15 años de experiencia  
como entrenador y un mínimo de cinco vinculado al Voleibol de playa de iniciación. Poseer la  
categoría académica de Máster en Entrenamiento Deportivo o científica de Doctor en Ciencias de la  
Cultura Física y haber realizado investigaciones relativas a la Teoría y Metodología del  
Entrenamiento Deportivo, específicamente en lo relacionado con la elaboración de pruebas.  
Se emplearon diferentes métodos y técnicas como: Análisis y síntesis, análisis documental para  
fundamentar la evaluación de pruebas físicas en el Voleibol de playa, específicamente en relación a  
la agilidad. Tal revisión incluyó artículos científicos y textos especializados. Tormenta de ideas, se  
utilizó en el diseño de la prueba y en función de determinar los aspectos que la misma debía  
contener. Talleres metodológicos, utilizado en el proceso de elaboración y validación teórica de las  
pruebas.  
La investigación transitó por tres fases, la primera tuvo como objetivo desarrollar un análisis  
valorativo de las pruebas de agilidad realizadas por los entrenadores, que trabajaban con las  
categorías de iniciación. Se determinaron las necesidades de los entrenadores desde el punto de vista  
metodológico, en cuanto a la evaluación del desarrollo de la agilidad y velocidad de desplazamiento  
de sus jugadores. Igualmente, se realizó un análisis documental encaminado a analizar las demandas  
del juego, valorándose las tendencias actuales del entrenamiento del Voleibol de playa y sus  
elementos caracterizadores.  
La segunda fase, tuvo el objetivo de diseñar pruebas que permitieran evaluar los niveles de agilidad  
en jugadores de Voleibol de playa de iniciación. Para ello se efectuaron en el marco del campeonato,  
tres sesiones de talleres metodológicos con los entrenadores antes mencionados, con el empleo de la  
tormenta de ideas.  
En el primero se efectuó una conferencia especializada relativa a la elaboración y validación de  
pruebas en los juegos deportivos. Esta acción les permitió aumentar su nivel de conocimiento sobre  
7
3
Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas  
Ciencia y Actividad Física  
Vol. 9, No. en progreso 2022  
Pág.69-84  
el tema. En el segundo taller de conjunto con los entrenadores, se produjo un debate sobre sus  
necesidades respecto al control y evaluación de la agilidad de los jugadores a este nivel, valorándose  
los criterios de Zatsiorski (1989) y Morales (1995), respecto a la elaboración de pruebas.  
En el tercer taller se desarrolló una tormenta de ideas y discusión sobre las características que debían  
tener las pruebas para evaluar el nivel de agilidad de los jugadores en el Voleibol de playa de  
iniciación, donde finalmente se concretó por consenso la propuesta de tres pruebas. En la tercera fase  
de la investigación, se realizó en una reunión metodológica con los expertos para valorar las pruebas  
diseñadas y establecer su validez de teórica.  
Para la obtención de las valoraciones de expertos y buscando un alto nivel de consenso entre ellos,  
esta se realizó de manera grupal, ya que se pudo reunir a todos los sujetos en un marco de trabajo  
científico, (Escobar y Cuervo, 2008). Dicha acción permitió un espacio de discusión amplio y  
diverso, a partir de las necesidades de los entrenadores. En dicho procedimiento, se revisó el objetivo  
de las pruebas, su descripción del ejercicio, los medios e instrumentos necesarios y los criterios de  
estandarización.  
Resultados y discusión  
En la primera fase de la investigación se identificaron las principales necesidades del proceso de  
entrenamiento, que incide en los entrenadores que trabajan en etapa de iniciación, respecto al control  
de la agilidad. Las entrevistas realizadas a los mismos permitieron constatar la falta de dominio  
teórico y conceptual sobre la elaboración de pruebas de agilidad para el Voleibol de playa. Se pudo  
apreciar que las pruebas realizadas respecto a esta capacidad, son extrapoladas del Voleibol y sin  
tomar en consideración las características de la modalidad de playa.  
En la segunda fase de la investigación, tras el análisis de los resultados anteriores se realizó el diseño  
de varias pruebas para el control de la agilidad en jugadores jóvenes de Voleibol de playa. Para ello  
se realizaron dos sesiones de taller metodológico con los entrenadores considerando presupuestos  
como: las pruebas deben vincular la velocidad de los diferentes desplazamientos básicos del Voleibol  
de playa en la arena, tener a su vez vínculo con acciones técnico-tácticas, la lógica de la acción en  
juego y debían valorar el nivel de desarrollo de la agilidad en los jugadores.  
7
4
Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas  
Ciencia y Actividad Física  
Vol. 9, No. en progreso 2022  
Pág.69-84  
Como resultado de las sesiones de trabajo con los entrenadores, se obtuvieron tres pruebas de  
agilidad que se muestran a continuación y que toma en consideración varios de los postulados de  
Zatsiorski (1989).  
Prueba # 1.  
Nombre de la prueba: Tres (3) contactos laterales cortos y largos.  
Objetivo: Evaluar el nivel de desarrollo alcanzado por los jugadores en la agilidad, específicamente  
en desplazamientos laterales.  
Descripción de la prueba:  
Desplazamientos cortos: Se coloca un balón o marca a mitad de cancha y el otro sobre la banda  
lateral (figura 1a). El jugador en posición de defensa, se sitúa detrás del balón que se encuentra al  
centro de la cancha. La distancia que separa los balones será a 3.5 metros para la categoría pioneril, y  
a 4 metros para la categoría escolar.  
Desplazamientos largos: Se colocan dos balones sobre las bandas laterales que delimitan el ancho de  
la cancha (figura 1b). El jugador se sitúa detrás del balón que se encuentra al centro de la cancha. En  
la categoría pioneril la distancia que separará los balones será a 7 metros que es el ancho de la cancha  
y a 8 metros en la categoría escolar.  
El jugador en posición de defensa, a la señal (preferiblemente visual) del entrenador, parte del centro  
de la cancha y realizará tres contactos lo más rápido posible. Se toma el tiempo desde la señal hasta  
que el jugador toca el tercer balón. La prueba se realiza dos veces, en la primera se comienzan los  
desplazamientos a la izquierda y en la segunda se comienza a la derecha. Se suman los dos tiempos y  
se divide entre dos para tener finalmente el tiempo de realización de la prueba.  
Al entrenador le queda la información de hacia qué lado tiene más dificultades cada uno de sus  
jugadores, aspecto importante que le dará valores de referencia que debe tomar en consideración en  
el proceso de preparación.  
7
5
Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas  
Ciencia y Actividad Física  
Vol. 9, No. en progreso 2022  
Pág.69-84  
Figura 1a. Contactos laterales cortos.  
Figura 1b. Contactos laterales largos.  
Desplazamientos del jugador.  
Simbología:  
Balón.  
Jugador  
Como estos desplazamientos son fundamentales sobre todo en las acciones de defensa, y tomando en  
consideración, que todo lo que se realiza en la preparación de los jugadores debe estar en  
correspondencia con su accionar en el juego, se recomienda terminar el accionar del jugador con un  
remate sobre balón lanzado, aunque ya esto no cuenta dentro del tiempo de realización de la prueba y  
la complejidad del mismo será en dependencia de la etapa de preparación.  
Prueba # 2.  
Nombre de la prueba: Tres (3) contactos zig-zag al frente (cortos y largos).  
Objetivo: Evaluar el nivel de desarrollo alcanzado por los jugadores en la agilidad, específicamente  
en desplazamientos al frente.  
Descripción de la prueba:  
Desplazamientos cortos: Se colocan los balones o marcas como se muestra en la figura 2A. Un balón  
se sitúa hacia el centro de la cancha a una distancia de la banda final de 5.33 metros. Otro será  
colocado sobre la banda lateral a 2.66 metros de la banda final y un tercero también situado sobre la  
banda lateral en el extremo izquierdo debajo de la red en la marca que delimita la mitad del terreno.  
Para la categoría pioneril, como en las bases especiales para la competición se declara que las  
dimensiones del terreno serán dos canchas de 7 x 7 metros, el balón del centro de la cancha se coloca  
a una distancia de la banda final de 4.66 metros. Otro será colocado sobre la banda lateral a 2.33  
metros de la banda final y el tercero también situado sobre la banda lateral en el extremo izquierdo  
debajo de la red.  
Desplazamientos largos: Se colocan los balones o marcas como se muestra en la figura 2B. Un balón  
será situado sobre la banda lateral izquierda a una distancia de 2.66 metros de la banda final del  
terreno. Un segundo balón se colocará sobre la banda lateral derecha a una distancia de 5.33 metros  
de la banda final y un tercer balón que también se coloca sobre la banda lateral en el extremo  
izquierdo debajo de la red en la marca que delimita la mitad del terreno.  
7
6
Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas  
Ciencia y Actividad Física  
Vol. 9, No. en progreso 2022  
Pág.69-84  
Para la categoría pioneril, como en las bases especiales para la competición se declara que las  
dimensiones del terreno serán dos canchas de 7 x 7 metros, los balones se colocarán, uno situado  
sobre la banda lateral izquierda a una distancia de 2.33 metros de la banda final del terreno. Un  
segundo balón se colocará sobre la banda lateral derecha a una distancia de 4.66 metros de la banda  
final y un tercer balón que también se coloca sobre la banda lateral en el extremo izquierdo debajo de  
la red en la marca que delimita la mitad del terreno.  
El jugador se coloca adoptando la posición de defensa, delante de la banda final y al centro de la  
cancha (figura 2a y 2b). A la señal de inicio (preferiblemente visual) debe realizar los tres contactos  
desplazándose lo más rápido posible. Se toma el tiempo desde la señal de inicio hasta que el jugador  
toca el tercer balón. La prueba se realiza dos veces, primero se comienzan los desplazamientos del  
centro de la cancha hacia la izquierda y luego de igual forma, pero a la derecha. Se suman los dos  
tiempos y se divide entre dos para tener finalmente el tiempo de la prueba.  
Diagrama de la prueba:  
Figura 2a. Contactos al frente cortos.  
Figura 2b. Contactos al frente largos.  
Simbología:  
Balón.  
Jugador  
Desplazamientos del jugador.  
Al entrenador le queda la información sobre el lado que tiene más dificultades cada uno de sus  
jugadores, estos constituirán valores de referencia para la planificación de la preparación. Como  
estos desplazamientos terminan cerca de la red, se recomienda terminar el accionar del jugador con  
una acción de bloqueo o remate sobre balón lanzado, aunque ya esto no cuenta dentro del tiempo de  
realización de la prueba. De igual manera el grado de complejidad para esta acción dependerá del  
momento donde se transite en la etapa de preparación.  
7
7